¿Cómo utilizar la metodología scrum para administrar el trabajo de la empresa?

Como utilizar la metodología scrum para administrar el trabajo de la empresa

 

Scrum, es un marco de trabajo iterativo y ligero a través del cual se puede rastrear y administrar el desarrollo de productos o proyectos utilizando una estructura ágil y dinámica.

Este marco, ha logrado tener un impacto importante en el desarrollo de software, permitiendo que a través de ella sea posible completar proyectos utilizando una estructura ágil, y que, además, gracias a su enorme potencial se ha ido adaptando a otros ámbitos de las empresas, aprovechando los beneficios de este método.

El scrum, se enfoca en desarrollar estrategias para el trabajo en equipo y el progreso iterativo a través de tres pilares, los cuales son:

  1. Inspección,
  2. Transparencia
  3. Adaptación.

Estos permiten diseñar engranar dentro de los equipos de trabajo un estilo integrativo con el cual sea posible impulsar el logro de los objetivos.

¿Cuál es el objetivo fundamental del Scrum?

El objetivo primordial, es brindar un enfoque constante en los objetivos, una visión estructurada de los objetivos cubiertos lo cual además permite mantener la motivación dentro de un equipo, para la culminación de un proyecto.

Algunos gigantes de la industria tecnológica, como es el caso de Microsoft, IBM; o Adobe, usan las herramientas de esta metodología, como una de las formas más eficientes de lograr el desarrollo de nuevos productos.

¿Qué ventajas aporta el Scrum a las empresas?

Hay numerosas razones, que hacen de este método una alternativa eficiente para las organizaciones, como, por ejemplo:

  • Ayuda a diseñar una metodología para desarrollar productos complejos.
  • Favorecer el control de calidad de los productos.
  • Permite ofrecer una entrega optima de proyectos culminados satisfactoriamente, cubriendo plazos y metas establecidas.
  • Permite obtener todos los datos financieros y recursos necesarios para conseguir un proyecto.
  • Agiliza la gestión en el cálculo del ROI.
  • Ayuda a estimular la creatividad dentro de los equipos involucrados en un proyecto. ser creativos y conocer todos los módulos del proyecto.
  • Ayuda a medir la productividad de un equipo de trabajo, a través del seguimiento diario de los objetivos propuestos.
  • Acarrea menor impacto en los costos implícitos en cada proyecto u objetivo.

¿En que se basa la metodología del Scrum?

Por lo general, las empresas se enfrentan a numerosos desafíos cuando emprenden un proyecto, sin embargo, la posibilidad de estructurar y distribuir el trabajo entre diferentes miembros de un equipo, estableciendo grupos colaborativos, hace que estos desafíos se puedan manejar de una forma más simple.

A través de este modelo de trabajo es posible organizar cada proyecto a través de fases o bloques que permitan llevarlo a cabo de forma progresiva.

En el proceso de planificación de un Scrum, intervienen cada una de las partes involucradas, con el fin de evaluar, todas las opciones, estrategias y planes de acción que podrán establecerse y ponerse en marcha para lograr un objetivo propuesto.

Una vez que se ha definido un objetivo y su metodología de trabajo, entonces comienzan a establecerle los lineamientos fundamentales para que el Scrum funcione,

Uno de los puntos focales dentro de esta metodología es la organización de reuniones de equipo diarias, también conocidas dentro de este método como stand up, estas reuniones permiten mantener el enfoque y orientación dentro de los equipos de trabajo, y que del mismo modo permita establecer cada una de las prioridades dentro de los procesos fundamentales de un proyecto.

El stand up diarios, no solo buscan ir evaluando progresivamente los avances dentro de un proyecto, sino que, además, son fundamentales para mantener la motivación en alto para conseguir un ritmo de avance constante.

Para estructurar un Scrum, es necesario cubrir algunos pasos fundamentales como:

  • Planificar el Sprint, esta planificación permite engranar cada uno de los objetivos propuestos dentro del equipo, para poder implementar las estrategias y herramientas adecuadas para conseguirlo
  • Planificar actividades de Scrum Diario, identificar y definir los objetivos propuestos de forma diaria, permite ir estableciendo pequeñas metas, fáciles de conseguir, además ayuda a ir evaluando los avances, e poder ir replanteando estrategias que permitan mantener el avance constante dentro de los proyectos.
  • Planear seguimiento del sprint, a través del seguimiento es posible establecer una línea de tiempo en la cual se puedan visualizar los puntos cubiertos y por cubrir dentro de un proyecto, el seguimiento del Sprint, se cubre los periodos no mayores a un mes.
  • Retrospectiva del sprint, la cual es ideal para evaluar sobre la marcha aquellos elementos que necesitan ser reestructurados o aquellas mejoras que se deben implementar para optimizar los resultados.

Además de estos ´pasos, para poder desarrollar esta metodología, es necesario identificar tres pilares que representan el esquema de este modelo y que están, encargadas de dar marcha al Scrum.

  1. Un Master Scrum, quien es el profesional que se encarga de liderar el equipo, manteniendo el control sobre los lineamientos establecidos en el esquema de trabajo, permitiendo optimizar las estrategias que permitan el logro de los objetivos.
  2. Un propietario del producto (Product owner (PO)), quien es el responsable de la evaluación de los beneficios del proyecto, este, se encarga de definir la lista de tareas que ser completadas y el tiempo que tomará completar cada una de ellas para definir el periodo de ROI, tendiendo cada una de las tareas en orden de prioridad.
  3. El equipo, el cual se conforma por un grupo de expertos, los cuales tienen el propósito de llevar a cabo los pasos establecidos para la consecución de un proyecto.

Cada una de estas figuras tiene un rol dentro de la metodología, y permiten establecer un engranaje perfecto de las piezas para llegar a una meta.

A pesar de plantearse como un modelo ágil y simple, es fundamental usar las herramientas profesionales, que sean capaces de brindar el enfoque adecuado dentro de cada proyecto y llevarlo al resultado esperado.

El Scrum se ha convertido en uno de los modelos más usados dentro del sector empresarial, sin importar el tipo de empresa en el cual se desarrolle, bien sea en proyectos de marketing, en el sector financiero, el sector industrial o productivo, y esto básicamente se debe a su capacidad de potenciar y estimular el logro de los objetivos de una forma muy sencilla y dinámica.