Pasos para transformarte en una empresa sostenible

Pasos para transformarte en una empresa sostenible

 

La cultura ecológica, es cada día mas influyente dentro de las organizaciones, y es que las consecuencias del impacto climático son cada día más evidentes, lo cual sin lugar a dudas ha impulsado a las organizaciones a ser las principales promotoras de soluciones sostenibles que permitan tener un enfoque amigable con el medio ambiente a través del cual sea posible proteger la vida de nuestro planeta.

Una empresa sostenible, debe asegurarse de brindar productos o servicios que permitan desarrollar un modelo de vida sostenible, sin importar cual sea el ramo del negocio. Además, la conciencia ecológica ayuda a mantenerse competitivo en el mercado actual, en donde el 50% de los clientes se inclina por las alternativas ecológicas, pero sobre todo ayuda a enviar un mensaje de conciencia ambiental, que sin lugar a dudas permite mejorar la imagen de la empresa.

Alrededor del mundo se ha sumado esfuerzos para apoyar a las empresas a ser socialmente responsables, y a desarrollar modelos que sean viables y fáciles de adaptar a las empresas. Las grandes organizaciones mundiales, se han sumado para estimular cada una de las iniciativas que permitan a las sociedades del mundo adaptarse a un estilo industrial que sea mejor pensado y menos agresivo para el planeta.

¿Qué son los ODS, (Objetivos de Desarrollo Sostenible)?

Los ODS, u Objetivos Globales, ha sido un modelo que adopto las Naciones Unidas en el año 2015, en la cual se han desarrollado una serie de iniciativas que lleva por bandera proteger el planeta, equilibrar la sostenibilidad social, económica y ambiental, acabar con la pobreza y garantizar un mundo mejor.

Entre las iniciativas impulsadas a través de los ODS, se manejan 17 objetivos primordiales, como es el caso de:

  1. Eliminación de la pobreza
  2. Hambre cero.
  3. Buena Salud y Bienestar
  4. Educación de Calidad
  5. Igualdad de Género.
  6. Agua limpia
  7. Energía limpia y Asequible.
  8. Trabajo decente y crecimiento económico.
  9. Industria, innovación e infraestructura
  10. Desigualdades reducidas.
  11. Ciudades y comunidades sostenibles.
  12. Producción y consumo responsable.
  13. Acción climática.
  14. Vida bajo el agua.
  15. Vida en la tierra.
  16. Paz, justicia e instituciones sólidas.
  17. Alianzas para los objetivos.

En los puntos 11 y 13 desarrollados en los ODS, se busca emplear aquellos modelos que permitan impulsar desarrollos a través de los cuales se pueda disminuir el consumo y emisiones de carbono, permitiendo de esta forma retrasar las consecuencias del impacto climático en el planeta, y apoyar a las comunidades menos favorecidas, para incorporarse a este tipo de programas sostenibles.

El proceso de transformación comienza desde las pequeñas cosas.

Lo primero que se debe hacer es enfocar la razón social de la empresa, a un esquema de negocio que sea sostenible, pues de esta forma es posible enfocar cada uno de los procesos inmersos dentro de cada organización.

Sin embargo, una forma de iniciar en un entorno de desarrollo sustentable empieza desde las pequeñas cosas, por ejemplo.

  1. En la actualidad las empresas han llevado al mínimo el consumo de papel, aunque puede resultar complejo llevar el consumo de papel a cero, el reducirlo a su mínima expresión puedes ayudar a salvar millones de árboles al año, y con ello reducir los efectos del impacto climático.
  2. Incorporar dentro de los procesos de la empresa, el uso de materiales que tengan un menor en el medio ambiente o aquellos que no contengan sustancias tóxicas como, por ejemplo:
  • Cartón y papel
  • Papel de bagazo (pulpa de fibra de caña de azúcar)
  • Micelio (hongos)
  • Plástico de burbujas degradable
  1. Incorporar el uso de materiales reusables para aquellas actividades internas, que puedan ser empleadas de una forma menos formal.
  2. Los empaques reusables están cambiando la perspectiva de los clientes, y permite reducir el uso de materiales como el plástico que va a parar a los vertederos y que representan cerca del 30% de los desechos.
  3. Aprovecha las soluciones virtuales, de esta forma puedes optimizar tu espacio físico, a través de soluciones simples, agiles y seguro.
  4. Reestructura el consumo energético, con el uso de energía renovable, como es el caso de los paneles solares. Además, es posible considerar el uso de lámparas LED en lugar de iluminación cenital.
  5. Desarrolle modelos de concientización del personal, una cultura empresarial orientada en la conciencia ambiental ayuda a optimizar el logro de sus objetivos. Esto básicamente consiste en capacitar a los empleados con herramientas de sostenibilidad, protección del medio ambiente y cuestiones sociales.
  6. Promueva recaudación de fondos dentro de las comunidades, a través de los cuales impulsar iniciativas con conciencia ecológica.
  7. Use plantas vivas para mejorar la calidad del aire interior.
  8. Considera incorporar alojamiento web ecológico, los cuales funcionan en base a tecnologías medioambientales que permiten llevar a cabo iniciativas ecológicas.
  9. Incorporar espacios verdes dentro de las empresas, ayuda a regular la temperatura interna y purificar el aire en el entorno. Los muros verdes son una alternativa esplendida a través de la cual minimizar los efectos de la infraestructura urbana al tiempo que mejoran el valor social y económico.
  10. Emplear el uso de recolectores de desechos que permitan clasificar por tipos cada uno de ellos.
  11. Si distribuyes algún tipo de productos, diseña empaques adaptados al tamaño de dicho producto.

Son algunos de esos pasos simples, pero y prácticos que podemos incorporar de manera simple en las organizaciones como parte del proceso de transición de una empresa tradicional, a una empresa socialmente responsable con nuestro ecosistema.

Por su parte, otros elementos dentro de esta transición requieren de un trabajo más profundo y proceso de análisis y trabajo ya que básicamente representa cambios más significativos que las organizaciones deben realizar y que están relacionadas a sus principales actividades, y las cuales puede tener inicialmente un impacto económico.

La ventaja de los modelos de negocio sostenibles, es que, a pesar de necesitar una inversión inicial, representan mayor rentabilidad a largo plazo, dada su capacidad de disminuir costos operativos dentro de las organizaciones.